Uncategorized

Trump y Cuba

IMG_6463

La prensa amarillista me desquicia. Mi cerebro se reusa a leer noticias que subestiman la inteligencia del lector con un título que deja a medias ver entre misterio y encrucijada lo que pasara dentro del artículo. Me limité a escuchar todo cuanto especulaban acerca de Trump y cómo sería su mandato. Siempre haciendo señalamientos que nada tenian que ver con política o tomando cortas frases (el viejo truco) y resaltandolas para así jugar con los espectadores llegando hasta tocar inclusive los sentimientos mas recónditos de los mas necesitados. Salió electo pese a todo.

Días después de las elecciones, se vió un Trump mucho más tranquilo. Ya su rostro no destilaba esa vigilia, esa ira en contra de toda esta prensa que solo quería opacarlo. En pocos días comenzó a actuar y ejecutar cada plan que había comentado al pueblo americano. Los demócratas seguían sus protestas sin aceptar que la democracia actuó y eligió a este hombre que a pesar de todo lo que le achacaron, hoy esta en el poder. Soy apolítica, pero elijo el crecimiento económico, elijo trabajar por mi futuro y pasar este pensamiento progresista a mis hijas. Elijo educar a mi descendencia con el pensamiento que la ayuda solo empobrece más a los pueblos, que es necesario saber el poder que tenemos dentro, y desarrollarlo. Pues entonces me digo a mi misma republicana por lo que esto significa en mi. Pero de una cosa estoy mas que segura, por tanto disgustada, ni la política hacia Cuba en casi sesenta años ha funcionado, ni el tan famoso cambio que quiso implementar Obama (aunque confieso que creí que si) ni el revocamiento de la politica que ha anunciado Trump. Pensé incluso que planeaba algo más fuerte, digno de su palabra. Esperé demasiado, me creé una espectativa demasiado alta con respecto a su politica hacia la dictadura cubana, pero no, fue la misma letanía.

Una dictadura de tal calaña no soltará el poder de la noche a la mañana por una más de las tantas veces que se le ponga un poco de presión. Estos que gobiernan mi isla son unos sádicos que solo se regocijan en la maldad, en el endurecimiento de medidas hacia el pueblo. Ahora tienen un motivo (no necesario para ellos) para seguir destruyendo el pueblo de Cuba en vida.

Tal parece que la Cuba, mi Cuba, vive encerrada en uno de esos campos de concentraciones de la Alemania de Hitler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s